lunes, 28 de diciembre de 2015

FELIZ NAVIDAD!!! Reflexiones de Francisco en 4ta. semana de diciembre de 2015(*)

“Que en este Año de la Misericordia, toda familia cristiana pueda ser un lugar privilegiado de este peregrinaje en el que se experimenta la alegría del perdón. El perdón es la esencia del amor, que sabe comprender el error y poner remedio. Pobre de nosotros, si Dios no nos perdonase. En el seno de la familia es donde se nos educa al perdón, porque se tiene la certeza de ser comprendidos y apoyados no obstante los errores que se puedan cometer. No perdamos la confianza en la familia. Es hermoso abrir siempre el corazón unos a otros, sin ocultar nada. Donde hay amor, allí hay también comprensión y perdón. Encomiendo a ustedes, queridas familias, este peregrinaje doméstico de todos los días, esta misión tan importante, de la que el mundo y la Iglesia tienen más necesidad que nunca”. 27/12/2015. Fiesta de la Sagrada Familia. RV.
“Del ejemplo y del testimonio de la Sagrada Familia, cada familia puede aprender indicaciones preciosas para el estilo y las opciones de vida, y puede tomar fortaleza y sabiduría para el camino de cada día. La Virgen y San José enseñan a acoger a los hijos como don de Dios, a generarlos y educarlos cooperando de forma maravillosa con la obra del Creador y donando al mundo, en cada niño, una sonrisa nueva. Es en la familia unida que los hijos alcanzan la madurez de su existencia, viviendo la experiencia significativa y eficaz del amor gratuito, de la ternura, del respeto recíproco, de la comprensión mutua, del perdón y de la alegría. Quisiera detenerme sobre todo en la alegría. La verdadera alegría que se experimenta en la familia no es algo casual y fortuito. Es una alegría que es fruto de la armonía profunda entre las personas, que hace saborear la belleza de estar juntos, de sostenernos mutuamente en el camino de la vida”. 27/12/2015. Ángelus. RV.
 “¿Para qué sirve perdonar? ¿Es sólo una buena acción o da resultados? Pero perdonar no es una cosa fácil, es siempre muy difícil. ¿Por dónde comenzar  para disculpar pequeñas o grandes ofensas que sufrimos cada día? Ante todo la oración. Se comienza por el propio corazón: podemos afrontar con la oración el resentimiento que experimentamos, encomendando a quien nos ha hecho el mal a la misericordia de Dios: ‘Señor, te pido por él, te pido por ella’. Después se descubre que esta lucha interior  para perdonar purifica del mal y que la oración y el amor nos liberan de las cadenas interiores del rencor. ¡Es tan feo vivir en el rencor! Cada día tenemos la ocasión para entrenarnos a perdonar, para vivir esto gesto tan alto que acerca al hombre a Dios. Como nuestro Padre celestial, nos convertimos, también nosotros en misericordiosos, porque a través del perdón vencemos el mal con el bien, transformamos el odio en amor y así hacemos que el mundo sea más limpio”. 26/12/2015. Ángelus. RV.
“Donde nace Dios, nace la esperanza. Donde nace Dios, nace la paz. Y donde nace la paz, no hay lugar para el odio ni para la guerra”.
“Que los israelíes y palestinos puedan retomar el diálogo directo”. “Pidamos al Señor por Siria y remediar la gravísima situación humanitaria de la población extenuada”. “Es urgente que el acuerdo sobre Libia encuentre el apoyo de todos”. “Que cesen las atrocidades en Irak, Yemen y en el África subsahariana”. “Quiero recordar a cuantos han sido golpeados por los atroces actos terroristas en recientes masacres en Egipto, Beirut, París, Bamako y Túnez”. “Que el Niño Jesús les dé consuelo y fuerza a nuestros Hermanos perseguidos por causa de su fe en distintas partes del mundo”. “Pidamos Paz y concordia para las queridas poblaciones de la República Democrática del Congo, de Burundi y del Sudán del Sur”. “Que la Navidad lleve la verdadera paz a Ucrania”, “Que la alegría de este día ilumine los esfuerzos del pueblo colombiano para que continúe buscando con tesón la anhelada paz”. “Todavía hoy muchos hombres y mujeres son privados de su dignidad humana y, como el Niño Jesús, sufren el frío, la pobreza y el rechazo de los hombres. Que hoy llegue nuestra cercanía a los más indefensos, sobre todo a los niños soldado, a las mujeres que padecen violencia, a las víctimas de la trata de personas y del narcotráfico”.
“Fijemos la mirada en los brazos de Jesús que nos muestran el abrazo misericordioso de Dios, mientras escuchamos el gemido del Niño que nos susurra: Por mis hermanos y compañeros voy a decir: La paz contigo”. 25/12/2015. Misa de Navidad. RV.
Cuando oigamos hablar del nacimiento de Cristo, guardemos silencio y dejemos que ese Niño nos hable; grabemos en nuestro corazón sus palabras sin apartar la mirada de su rostro. Si lo tomamos en brazos y dejamos que nos abrace, nos dará la paz del corazón que no conoce ocaso. Este Niño nos enseña lo que es verdaderamente importante en nuestra vida”.En una sociedad frecuentemente ebria de consumo y de placeres, de abundancia y de lujo, de apariencia y de narcisismo, Él nos llama a tener un comportamiento sobrio, es decir, sencillo, equilibrado, lineal, capaz de entender y vivir lo que es importante. En un mundo, a menudo duro con el pecador e indulgente con el pecado, es necesario cultivar un fuerte sentido de la justicia, de la búsqueda y el poner en práctica la voluntad de Dios. Ante una cultura de la indiferencia, que con frecuencia termina por ser despiadada, nuestro estilo de vida ha de estar lleno de piedad, de empatía, de compasión, de misericordia, que extraemos cada día del pozo de la oración.” 24/12/2015. Misa de Noche Buena. RV.

(*) Reflexiones del Papa Francisco. Síntesis semanal, en base a extractos textuales. Producido por María Cristina Camacho de Armas para su difusión en: camachodearmas@gmail.com, http://nueva-realidad.blogspot.com.ar/ y https://www.facebook.com/catedrafrancisco.

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Reflexiones de Francisco en 3er. semana de diciembre de 2015(*)

“Cuántas veces me han dicho: “Padre, no consigo perdonar”, el vecino, el colega de trabajo, la vecina, la suegra, la cuñada, todos hemos escuchado eso: no consigo perdonar. Pero ¿cómo se puede pedir a Dios que nos perdone, si después nosotros no somos capaces del perdón? Perdonar es una cosa grande, no es fácil perdonar, porque nuestro corazón es pobre y con sus fuerzas no lo puede hacer. Pero si nos abrimos a acoger la misericordia de Dios para nosotros, a su vez somos capaces de perdón. Y tantas veces he escuchado decir: pero a esa persona yo no podía verla, la odiaba, un día me he acercado al Señor, he pedido perdón de mis pecados, y también he perdonado aquella persona. Estas cosas de todos los días, y tenemos cerca de nosotros esta posibilidad”. 16/12/2015. Audiencia General. RV.
“Una Iglesia humilde, que no se pavonee de los poderes, de las grandezas. Humildad no significa una persona lánguida, desganada, que tiene los ojos en blanco… No, ¡ésta no es humildad, esto es teatro! Esto es fingir humildad. La humildad tiene un primer paso: Yo soy pecador. Si tú no eres capaz de decirte a ti mismo que eres pecador y que los demás son mejores que tú, no eres humilde. El primer paso en la Iglesia humilde es sentirse pecadora, el primer paso de todos nosotros es lo mismo. Si alguno de nosotros tiene la costumbre de mirar los defectos de los demás y parlotear de ellos no es humilde, se cree juez de los demás. Debemos pedir esta gracia, para que la Iglesia sea humilde, para que yo sea humilde, para que cada uno de nosotros sea humilde”. “Los pobres son las riquezas de la Iglesia. Si tú tienes un banco tuyo, eres el dueño de un banco, pero tu corazón es pobre, no estás apegado al dinero, esto está al servicio, siempre. La pobreza es este desapego, para servir a los necesitados, para servir a los demás”. 15/12/2015. Sta. Marta. RV.
“Quiero dirigir un triple llamamiento para que se evite arrastrar a otros pueblos a conflictos o guerras que destruyen no sólo las riquezas materiales, culturales y sociales, sino también —y por mucho tiempo— la integridad moral y espiritual; para abolir o gestionar de manera sostenible la deuda internacional de los Estados más pobres; para adoptar políticas de cooperación que, más que doblegarse a las dictaduras de algunas ideologías, sean respetuosas de los valores de las poblaciones locales y que, en cualquier caso, no perjudiquen el derecho fundamental e inalienable de los niños por nacer».
https://www.aciprensa.com/noticias/texto-completo-mensaje-del-papa-francisco-para-la-jornada-mundial-de-la-paz-2016-55084/
“Cuando yo me encuentro con una persona que tiene esta virtud de la esperanza y se encuentra en un momento feo de su vida – ya sea una enfermedad, una preocupación por un hijo o una hija, o por alguien de la familia, que padece algo – pero que tiene esta virtud, en medio del dolor, tiene el ojo penetrante, tiene la libertad de ver más allá, siempre más allá. Y ésta es la esperanza. Y ésta es la profecía que hoy nos ofrece la Iglesia: nos quiere mujeres y hombres de esperanza, incluso en medio de los problemas. La esperanza abre horizontes, la esperanza es libre, no es esclava, siempre encuentra un lugar para resolver una situación”. “En este Año de la Misericordia, están estos dos caminos: quien tiene esperanza en la misericordia de Dios y sabe que Dios es Padre; Dios perdona siempre, pero todo; más allá del desierto está el abrazo del Padre, el perdón. Y también están aquellos que se refugian en su propia esclavitud, en su propia rigidez, y no saben nada de la misericordia de Dios”. 14/12/2015. Santa Marta. RV.
“Muchos jóvenes han dejado de buscar trabajo, resignados por los continuos rechazos, el premio parece ir a los que están seguros de sí mismos, aunque esta seguridad se haya adquirido en la corrupción. ¡El trabajo no es un don gentilmente concedido a unos pocos recomendados: es un derecho para todos!” “La importancia de la dignidad que llega a través del trabajo y cada trabajador tiene el derecho de verla tutelada, y en particular los jóvenes deben poder cultivar la confianza de que sus esfuerzos, su entusiasmo, la inversión de sus energías y sus recuerdos no serán inútiles”. 14/12/2015. Encuentro de Policoro sobre desempleo juvenil. Zenit.
“Dios no impide a ninguno la posibilidad de salvarse. Él está ansioso por usar la misericordia, usarla hacia todos en el tierno abrazo de reconciliación y de perdón. Quien se convierte y se acerca al Señor siente la alegría. Hoy se necesita valentía para hablar de alegría, ¡se necesita sobre todo fe! El mundo está sofocado por tantos problemas, el futuro agobiado por incógnitas y temores. Y sin embargo, el cristiano es una persona alegre, y su alegría no es cualquier cosa superficial y efímera, sino profundo y estable, porque es un don del Señor que llena la vida. Nuestra alegría deriva de la certeza que «el Señor está cerca». Está cerca con su ternura, con su misericordia, con su perdón, con su amor”. 13/12/2015. Ángelus. RV.

(*) Reflexiones del Papa Francisco. Síntesis semanal, en base a extractos textuales. Producido por María Cristina Camacho de Armas para su difusión en: camachodearmas@gmail.com, http://nueva-realidad.blogspot.com.ar/ y https://www.facebook.com/catedrafrancisco.

viernes, 11 de diciembre de 2015

Reflexiones de Francisco en 2da. semana de diciembre de 2015(*)

"Bajo tu manto hay lugar para todos, porque tú eres la Madre de la Misericordia". 
8/12/2015. Francisco en el Día de la Inmaculada Concepción de María.
“Saludo fraterno a las diversas organizaciones que se reúnen para profundizar los debates del Encuentro Mundial de Movimientos Populares y trabajar por la dignidad de los más humildes”.  “Un saludo especialmente afectuoso a los cartoneros, trabajadores de empresas recuperadas, vendedores ambulantes, artesanos, cooperativistas y demás trabajadores de la economía popular; a los campesinos, agricultores familiares y pueblos originarios, a los habitantes de las villas, asentamientos y barrios populares; y a todos los que se empeñan por la Tierra, el Techo y el Trabajo”. “El futuro de la humanidad no está únicamente en manos de los grandes dirigentes, las grandes potencias y las élites”, sino “fundamentalmente en manos de los pueblos” que pueden “organizarse y promover alternativas creativas, en la búsqueda cotidiana de ‘las tres T' -Tierra, Techo y Trabajo-”. 11/12/2015. Nota enviada al encuentro de movimientos populares argentinos reunidos en el santuario de los Santos Latinoamericanos. Zenit.
“Entrar por la puerta significa descubrir la profundidad de la misericordia del Padre que recibe a todos y sale personalmente al encuentro de cada uno. Será un año para crecer en la convicción de la misericordia”. Además, debemos anteponer la misericordia al juicio y, en todo caso, el juicio de Dios será siempre a la luz de su misericordia. Atravesar la Puerta Santa, nos hace sentir partícipes de este misterio de amor. Abandonemos toda forma de miedo y temor, porque no es propio de quien es amado; vivamos, más bien, la alegría del encuentro con la gracia que lo transforma todo”. “el jubileo nos provoca esta apertura y nos obliga a no descuidar el espíritu surgido en el Vaticano II, el del samaritano”. Cruzar hoy la Puerta Santa nos compromete a hacer nuestra la misericordia del Buen Samaritano. 8/12/2015. Inicio al Jubileo Extraordinario de la Misericordia Zenit.     
“¿Cuáles son los desiertos de hoy? Son las mentes cerradas y los corazones duros, y nos provoca para que nos preguntemos si efectivamente estamos recorriendo el camino correcto, viviendo una vida según el Evangelio. Y la salvación es ofrecida a todo hombre, y a todo pueblo, sin excluir a nadie, a cada uno de nosotros: ninguno de nosotros puede decir: ‘Yo soy santo, yo soy perfecto, yo ya estoy salvado’. No. Siempre debemos aceptar este ofrecimiento de la salvación, y por eso el Año de la Misericordia: para avanzar más en ese camino de la salvación, ese camino que nos ha enseñado Jesús. Dios quiere que todos los hombres sean salvados por medio de Jesucristo”.
“Por el bien de la casa común, de todos nosotros y de las futuras generaciones, en París todo el esfuerzo debería estar dirigido a mitigar los impactos de los cambios climáticos y, al mismo tiempo, a contrastar la pobreza y hacer florecer la dignidad humana”. 6/12 /2015. Ángelus. Zenit.
 “Volver a poner en marcha el 'pacto educativo', porque el 'pacto educativo' se ha estropeado, se ha roto y debemos reanudarlo. Construir unión donde avanza la división, generar armonía cuando parece que prevalece la lógica de la exclusión y de la marginación, necesitamos una educación inclusiva, una educación que haga sitio a todos y no seleccione de manera elitista a los destinatarios de su tarea. La escuela católica debe transmitir una cultura integral, no ideológica, Tomen del corazón mismo de la Iglesia la abundancia de la misericordia, que hace de vuestra labor un servicio cotidiano a los demás”. 5/12/2015. A padres de escuelas católicas. Zenit.
“Quiero decirles una cosa: hoy, todavía más que en los inicios de la Iglesia, los cristianos son perseguidos; ¿cuál es la razón? Son perseguidos porque llevan una cruz y dan testimonio de Cristo; son condenados porque poseen una Biblia” “Evidentemente la Biblia es un libro extremadamente peligroso, de tal riesgo que en ciertos países quien posee una Biblia es tratado como si escondiese ¡granadas de mano en el armario!”, “Mahatma Gandhi dijo: 'A ustedes los cristianos se les encomendó un texto que contiene una cantidad de dinamita suficiente como para hacer explotar en mil pedazos toda la civilización, para poner el mundo al revés y llevar la paz a un planeta devastado por la guerra. Sin embargo, lo tratan como si fuera simplemente una obra literaria y nada más'. Entonces, ¿qué tienen en la mano? ¿Una obra de arte literaria? ¿Una antología de antiguas y bellas historias? No, con la Palabra de Dios la luz vino al mundo y nunca más se apagará”. 5/12/2015. Prólogo a edición alemana de Biblia para Jóvenes. Zenit.
(*) Reflexiones del Papa Francisco. Síntesis semanal, en base a extractos textuales. Producido por María Cristina Camacho de Armas para su difusión en: camachodearmas@gmail.com, http://nueva-realidad.blogspot.com.ar/

martes, 8 de diciembre de 2015

Apertura de la Puerta Santa

“Entrar por la puerta significa descubrir la profundidad de la misericordia del Padre que acoge a todos y sale personalmente al encuentro de cada uno. Es Él el que nos busca. Es Él el que sale a nuestro encuentro. Será un año para crecer en la convicción de la misericordia. Debemos anteponer la misericordia al juicio y, en cualquier caso, el juicio de Dios tendrá lugar siempre a la luz de su misericordia. Que el atravesar la Puerta Santa, por lo tanto, haga que nos sintamos partícipes de este misterio de amor. Abandonemos toda forma de miedo y temor, porque no es propio de quien es amado, vivamos, más bien, la alegría del encuentro con la gracia que lo transforma todo”. 8/12/2015. Inauguración del Jubileo de "la misericordia y el perdón". Zenit.

viernes, 4 de diciembre de 2015

Reflexiones de Francisco en 1er. semana de diciembre de 2015(*)


“La misión es una fuerza capaz de transformar a la Iglesia en su propio interior antes que la vida de los pueblos y de las culturas. El Espíritu Santo transformará a los fieles rutinarios en discípulos, los discípulos desapegados en misioneros, sacándolos de los miedos y de las cerrazones y proyectándolos hacia cada dirección, hasta los confines de la tierra”. “Les agradezco su trabajo de animación y cooperación misionera, con el que recuerdan a toda las Iglesias que, si están constreñidas en sus propios horizontes, corren el riesgo de atrofiarse y apagarse”. “La Iglesia vive y crece 'en salida', tomando la iniciativa y haciéndose cercana. Por eso ustedes animan a las comunidades a ser generosas también en los momentos de crisis vocacional”. 3/12/2015. A la Congregación para la Evangelización de los Pueblos. Zenit.
 “Queridos hermanos y hermanas, el Jubileo de la Misericordia es un nuevo compromiso para nosotros los cristianos, para testimoniar con más entusiasmo y convicción nuestra fe y para ser en el mundo el signo vivo del amor del Padre ¡Que el Señor los bendiga!” “Les agradezco por sus oraciones que me han sostenido durante mi viaje apostólico a África. Hemos comenzado el tiempo de Adviento. En el contexto del Jubileo extraordinario de la Misericordia, que estamos por comenzar, sea para nosotros tiempo de oración, de particular vigilancia y de apertura de los corazones a Jesús Misericordioso. Mientras nos preparamos espiritualmente a la Navidad, los bendigo de corazón”. 2/12/2015. Audiencia General. RV.
“Es obvio que el mundo de hoy necesita la misericordia, necesita la compasión, es decir, ''padecer con’’. Estamos acostumbrados a las malas noticias, a las noticias crueles y a las mayores atrocidades que ofenden el nombre y la vida de Dios. Al mundo le hace falta descubrir que Dios es Padre, que hay misericordia, que la crueldad no es el camino, que la condena no es el camino, porque la misma Iglesia a veces sigue una línea dura, cae en la tentación de seguir una línea dura, en la tentación de subrayar sólo las normas morales, pero mucha gente se queda fuera. Me vino a la mente la imagen de la Iglesia como un hospital de campaña después de la batalla: ¡cuánta gente herida y destruida! Creo que este es el tiempo de la misericordia. Todos somos pecadores, todos llevamos pesos dentro. Sentí que Jesús quiere abrir la puerta de su corazón, que el Padre quiere mostrar sus entrañas de misericordia, y por esto nos envía al Espíritu. Es el año del perdón, el año de la reconciliación. Por un lado vemos el comercio de armas... el asesinato de inocentes en las formas más crueles posibles, la explotación de las personas... de los niños. Está en curso un sacrilegio contra la humanidad, porque el hombre es sagrado, es la imagen del Dios viviente. Y el Padre dice: "Deteneos y venid a mí". 2/12/2015. Revista italiana ''Credere''. RV.
“Mi visita pastoral a la República Centroafricana no estaría completa sin este encuentro con la comunidad musulmana. Cristianos y musulmanes somos hermanos. Tenemos que considerarnos así, comportarnos como tales. Sabemos bien que los últimos sucesos y la violencia que ha golpeado su país no tenían un fundamento precisamente religioso. Quien dice que cree en Dios ha de ser también un hombre o una mujer de paz. Cristianos, musulmanes y seguidores de las religiones tradicionales, han vivido juntos pacíficamente durante muchos años. Tenemos que permanecer unidos para que cese toda acción que, venga de donde venga, desfigura el Rostro de Dios y, en el fondo, tiene como objetivo la defensa a ultranza de intereses particulares, en perjuicio del bien común. Juntos digamos «no» al odio, a la venganza, a la violencia, en particular a la que se comete en nombre de una religión o de Dios. Dios es paz, salam”. 30/11/2015. Visita a la mezquita de Bangui. Zenit.
“África es mártir de la explotación. Esos que dicen que de África vienen todas las calamidades y todas las guerras no conocen bien el daño que hacen a la humanidad ciertas formas de desarrollo. Y por eso yo amo a África, porque ha sido víctima de otras potencias”. “esa multitud, esa alegría, esa capacidad de festejar, de hacer fiesta a pesar de tener el estómago vacío”. “África fue una sorpresa. Dios siempre nos sorprende, pero también África nos sorprende”, “Recuerdo muchos momentos, pero sobre todo la multitud… Se sintieron ‘visitados’, tienen un sentido de acogida muy grande, y yo lo vi en las tres naciones”. “Todos somos hijos de Dios, tenemos el mismo Padre. Y en este sentido, se debe impulsar una política de unidad, de reconciliación… una palabra que no me gusta, pero tengo que usarla: de ‘tolerancia’. Pero no solo ‘tolerancia’: ¡convivencia, amistad! El fundamentalismo es una enfermedad que hay en todas las religiones. Nosotros los católicos tenemos algunos: no algunos, tantos ¿eh?, que se creen con la verdad absoluta y van adelante ensuciando a los demás con la calumnia, con la difamación, y hacen daño, hacen daño. Y esto lo digo porque es mi Iglesia: también nosotros ¡todos! Y se debe combatir. El fundamentalismo no es religioso. ¿Por qué? Porque falta Dios. Es idolátrico, como es idolátrico el dinero”.  30/11/2015. En avión de regreso a Roma. Zenit.

(*) Reflexiones del Papa Francisco. Síntesis semanal, en base a extractos textuales. Producido por María Cristina Camacho de Armas para su difusión en: camachodearmas@gmail.com, http://nueva-realidad.blogspot.com.ar/ y https://www.facebook.com/catedrafrancisco.

viernes, 27 de noviembre de 2015

Reflexiones de Francisco en 4ta. semana de noviembre de 2015(*)

“Quiero subrayar esto: el suyo es un trabajo santo. El Espíritu Santo está presente allí donde se proclama el nombre de Cristo. Él está en medio de nosotros cada vez que en la oración elevamos el corazón y la mente a Dios. Él les dará la luz y la fuerza que necesitan. El mensaje que llevan hundirá más sus raíces en el corazón de las personas en la medida en que ustedes sean no solo maestros, sino también testigos. Esta es otra cosa importante, ustedes deben ser maestros, pero esto no sirve si ustedes no son testigos. Que su ejemplo haga ver a todos la belleza de la oración, el poder de la misericordia y del perdón, la alegría de compartir la Eucaristía con todos los hermanos y hermanas. La comunidad cristiana en Uganda ha crecido mucho gracias al testimonio de los mártires. Ellos han dado testimonio de la verdad que hace libres; estuvieron dispuestos a derramar su sangre para permanecer fieles a lo que sabían que era bueno, bello y verdadero”. 27/11/2015. A maestros y catequistas en Uganda. RV.
“Como en todas las cosas, hay que empezar. Si no querés corrupción, en tu corazón, en tu vida, en tu patria, empezá vos. Si no empezás vos, tampoco va a empezar el vecino. La corrupción además nos roba la alegría, nos roba la paz. La persona corrupta no vive en paz. Una vez – esto es histórico lo que les voy a contar -  en mi ciudad murió un hombre que todos sabíamos que era un gran corrupto. Yo pregunté unos días después cómo fue el funeral y una señora con muy buen humor me contestó: “Padre, no podían cerrar el cajón porque se quería llevar toda la plata que había robado”. Lo que vos robás con la corrupción va a quedar acá y lo va a usar otro. Pero también va a quedar -y esto grabémoslo en el corazón- en el corazón de tantos hombres y mujeres que quedaron heridos por tu ejemplo de corrupción. Va a quedar en la falta de bien que pudiste hacer y no hiciste. Va a quedar en los chicos enfermos, con hambre, porque el dinero que era para ellos por tu corrupción te lo guardaste para vos. Chicos y chicas, la corrupción no es un camino de vida, es un camino de muerte”. 26/11/2015. A los Jóvenes en Nairobi. Kenia. RV.
“La cultura de los barrios populares, impregnada con esa sabiduría particular, «tiene características muy positivas, que son un aporte para el tiempo que nos toca vivir, se expresa en valores como la solidaridad; dar la vida por otro; preferir el nacimiento a la muerte; dar un entierro cristiano a sus muertos. Ofrecer un lugar para el enfermo en la propia casa; compartir el pan con el hambriento: “donde comen 10 comen 12”; la paciencia y la fortaleza frente a las grandes adversidades, etc. Valores que se sustentan en que cada ser humano es más importante que el dios dinero. Gracias por recordarnos que hay otro tipo de cultura posible. Queridos vecinos, queridos hermanos. Recemos, trabajemos y comprometámonos juntos para que toda familia tenga un techo digno, tenga acceso al agua potable, tenga un baño, tenga energía segura para iluminarse, cocinar, para que puedan mejorar sus viviendas... para que todo barrio tenga caminos, plazas, escuelas, hospitales, espacios deportivos, recreativos y artísticos; para que los servicios básicos lleguen a cada uno de ustedes; para que se escuchen sus reclamos y su clamor de oportunidades; para que todos puedan gozar de la paz y la seguridad que se merecen conforme a su infinita dignidad humana”. 26/11/2015. Kangemi, uno de los barrios más pobres de Kenia. RV.

“Y esto se los digo en serio, porque la Iglesia no es una empresa, no es una ONG, la Iglesia es un misterio, es el misterio de la mirada de Jesús sobre cada uno, que le dice: “Vení”. Queda claro, el que llama es Jesús. Se entra por la puerta, no por la ventana, y se sigue el camino de Jesús. Evidentemente, Jesús cuando nos elige no nos canoniza, seguimos siendo los mismos pecadores”. “Nunca dejen de llorar. Cuando a un sacerdote, a un religioso o religiosa se le secan las lágrimas algo no funciona. Llorar por la propia infidelidad, llorar por el dolor del mundo, llorar por la gente que está descartada, por los viejitos abandonados, por los niños asesinados, por las cosas que no entendemos, llorar cuando nos preguntan: ¿Por qué?  Ninguno de nosotros tiene todas las respuestas a los “¿por qué?”. Hay un autor ruso que se preguntaba por qué sufren los niños, y cada vez que yo saludo un niño con cáncer, con tumor, con una enfermedad rara- como se llaman ahora- pregunto: ¿por qué sufre este niño? Y yo no tengo respuesta, solamente miro a Jesús en la cruz. Hay situaciones en la vida que solamente nos llevan a llorar mirando a Jesús en la cruz y esa es la única respuesta para ciertas injusticias, para ciertos dolores, para ciertas situaciones de la vida”. 26/11/2015. Al clero y religiosos en Nairobi. RV.

“A pesar de muchas dificultades, se está afirmando la tendencia a concebir el planeta como patria y la humanidad como pueblo que habita una casa de todos. Ningún país puede actuar al margen de una responsabilidad común. Si realmente queremos un cambio positivo, tenemos que asumir humildemente nuestra interdependencia. El problema surge cuando creemos que interdependencia es sinónimo de imposición o sumisión de unos en función de los intereses de los otros. Del más débil en función del más fuerte. Es necesario un diálogo sincero y abierto, con la cooperación responsable de todos: autoridades políticas, comunidad científica, empresas y sociedad civil. No faltan ejemplos positivos que nos demuestran cómo una verdadera colaboración entre la política, la ciencia y la economía es capaz de lograr importantes resultados. Somos conscientes, sin embargo, de que los «seres humanos, capaces de degradarse hasta el extremo, también pueden sobreponerse, volver a optar por el bien y regenerarse». Esta toma de conciencia profunda nos lleva a esperar que, si la humanidad del período post-industrial podría ser recordada como una de las más irresponsables de la historia, «la humanidad de comienzos del siglo XXI sea recordada por haber asumido con generosidad sus graves responsabilidades”. 26/11/2015. En sede de Naciones Unidas en Nairobi. RV.
 (*) Reflexiones del Papa Francisco. Síntesis semanal, en base a extractos textuales. Producido por María Cristina Camacho de Armas para su difusión en: camachodearmas@gmail.com, http://nueva-realidad.blogspot.com.ar/ y https://www.facebook.com/catedrafrancisco.


viernes, 20 de noviembre de 2015

Reflexiones de Francisco en 3er. semana de noviembre de 2015(*)


“Pero también hoy Jesús llora. Porque nosotros hemos preferido el camino de las guerras, el camino del odio, el camino de las enemistades. La Navidad está cerca: habrá luces, habrá fiestas, árboles iluminados, también pesebres… todo falsificado: el mundo sigue haciendo la guerra, sigue haciendo las guerras. El mundo no ha comprendido el camino de la paz. Nos hará bien también a nosotros pedir la gracia del llanto, por este mundo que no reconoce el camino de la paz. Que vive para hacer la guerra, con el cinismo de decir que no hay que hacerla. Pidamos la conversión del corazón. Precisamente en el umbral de este Jubileo de la Misericordia, que nuestro júbilo, nuestra alegría sea la gracia para que el mundo vuelva a encontrar la capacidad de llorar por sus crímenes, por lo que hace con las guerras”. 19/11/2015. Sta. Marta. RV.
“Del Sínodo de los Obispos, que hemos celebrado el pasado mes de octubre, todas las familias, y la Iglesia entera, han recibido un gran aliento para encontrarse bajo el umbral de esta puerta. La Iglesia ha sido animada a abrir sus puertas, para salir con el Señor al encuentro de sus hijos y de sus hijas en camino, a veces inciertos, a veces perdidos, en estos tiempos difíciles. Las familias cristianas, en particular, han sido animadas a abrir la puerta al Señor que espera para entrar, trayendo su bendición y su amistad. Y si la puerta de la misericordia de Dios está siempre abierta, también las puertas de nuestras iglesias, del amor de nuestras comunidades, de nuestras parroquias, de nuestras instituciones, de nuestras diócesis, deben estar abiertas, para que así, todos podamos salir a llevar esta misericordia de Dios. El Jubileo significa la grande puerta de la misericordia de Dios, pero también las pequeñas puertas de nuestras iglesias abiertas para dejar entrar al Señor o muchas veces dejar salir al Señor prisionero de nuestras estructuras, de nuestro egoísmo y tantas cosas”. 18/11/2015. Catequesis de los miércoles. RV.
“La mundanidad te lleva al pensamiento único y a la apostasía. No son permitidas, no nos son permitidas las diferencias: todos iguales. Y en la historia de la Iglesia, en la historia, hemos visto, pienso en un caso, en la fiesta religiosa a la que se le ha cambiado el nombre –la Navidad del Señor tiene otro nombre– para borrar la identidad”. “Siempre me ha llamado la atención que el Señor, en la Última Cena, en aquella larga oración, rezara por la unidad de los suyos y pidiera al Padre que los liberara de todo espíritu del mundo, de toda mundanidad, porque la mundanidad destruye la identidad; la mundanidad lleva al pensamiento único: Comienza por una raíz, pequeña, y termina en la abominación de la desolación, en la persecución. Éste es el engaño de la mundanidad”. Esto, de estos tiempos, nos debe hacer pensar: ¿cómo es mi identidad? ¿Es cristiana o mundana? ¿O me digo cristiano porque de niño he sido bautizado o he nacido en un país cristiano, donde todos son cristianos? La mundanidad que entra lentamente, crece, se justifica y contagia”. 16/11/2015. Sta. Marta. RV.
“El Señor se opone a los falsos profetas, contra los videntes que prevén cercano el fin del mundo, contra el fatalismo. Él está a nuestro lado, camina con nosotros, nos quiere mucho. Quiere sustraer a sus discípulos de todas las épocas, de la curiosidad por las fechas, las previsiones, los horóscopos, y concentra su atención sobre el hoy de la historia. Me gustaría preguntarles, pero no respondan, o cada uno responda interiormente: ¿Cuántos entre nosotros leen el horóscopo del día? Cada uno se responda y cuando tengan ganas de leer el horóscopo, mire a Jesús que está con nosotros. Es mejor, nos hará mejor. Esta presencia de Jesús nos llama, esto sí, a la espera y a la vigilancia que excluyen sea la impaciencia que de la modorra, sea del escaparse hacia adelante o quedarse prisioneros del tiempo actual y de la mundanidad”. 15/11/2015. Ángelus. RV.

(*) Reflexiones del Papa Francisco. Síntesis semanal, en base a extractos textuales. Producido por María Cristina Camacho de Armas para su difusión en: camachodearmas@gmail.com, http://nueva-realidad.blogspot.com.ar/ y https://www.facebook.com/catedrafrancisco.

sábado, 14 de noviembre de 2015

Reflexiones de Francisco en 2da. semana de noviembre de 2015(*)

“Informado de los horribles ataques terroristas que se han producido en París y en el Estado de Francia, causando la muerte de numerosas personas e hiriendo a muchas otras, Su Santidad el Papa Francisco se une con la oración al sufrimiento de las familias probadas por este drama así como al dolor del pueblo francés. Él invoca a Dios, Padre de misericordia, que acoja en la paz de su luz a las víctimas y dispense consuelo y esperanza a los heridos y a sus familias. Asegura asimismo su proximidad espiritual a todas las personas que han participado en las labores de socorro. Una vez más, el Santo Padre condena con vigor la violencia, que nada resuelve, e implora a Dios inspirar en todos pensamientos de paz y de solidaridad y derramar sobre  las familias en la prueba y sobre todos los Franceses, la abundancia de sus Bendiciones”. 13/11/2015. Telegrama al Arzobispo de París. RV.
“Es una idolatría contemplar las numerosas bellezas sin pensar que habrá un ocaso, también el ocaso tiene su belleza. Y todos contamos con el peligro de tener esta idolatría de estar apegados a las bellezas de la tierra, sin la trascendencia. Se trata, precisamente, de la idolatría de la inmanencia: creemos que las cosas como son, son casi dioses y no acabarán nunca. Y olvidamos el ocaso. La otra idolatría es la de los hábitos: estar apegado a los hábitos, sin pensar en que esto se acabará. Y la Iglesia nos hace contemplar el final de estas cosas. Por lo tanto, también los hábitos pueden ser pensados como dioses. De este modo, la idolatría consiste en pensar que la vida es así, que se sigue adelante por costumbre. Y como la belleza acabará en otra belleza, nuestras costumbres terminarán en una eternidad, en otros hábitos. ¡Pero con Dios! “Nosotros —los creyentes— no somos gente que retrocede, sino gente que siempre va hacia adelante”. “Seguir siempre adelante por este camino, contemplando las bellezas, y con los hábitos que todos tenemos, pero sin divinizarlos porque acabarán”. 13/11/2015. Sta. Marta. RV.
‘‘A veces se perciben amenazas para las naciones menos numerosas, pero también al mismo tiempo elementos que pueden constituir nuevas oportunidades. Una oportunidad, que se ha convertido en un signo de los tiempos, es el fenómeno de las migraciones que debe entenderse y afrontarse con sensibilidad y sentido de la justicia. La Iglesia está llamada a proclamar y testimoniar la acogida del migrante en un espíritu de caridad y de respeto a la dignidad de la persona humana, en el contexto de una observancia necesaria de la legalidad''. ''Frente a la perspectiva de un entorno multicultural en constante expansión debemos asumir una actitud de respeto mutuo para favorecer el encuentro”. 12/11/2015. A la Conferencia Episcopal de Eslovaquia. VIS.
''Hoy todos los seres humanos en el mundo necesitan alimento. Y este alimento no es sólo el que sirve para satisfacer el hambre física. Hay otras hambres -de amor, de inmortalidad de la vida, de afecto, de ser cuidado, de perdón, de misericordia. Este hambre puede ser saciada sólo por el pan que viene de las alturas. Jesús mismo es el Pan vivo que da la vida al mundo. Su cuerpo ofrecido por nosotros en la cruz, su sangre derramada para el perdón de los pecados de la humanidad se hace disponible para nosotros en el pan y el vino de la Eucaristía que se transforma en la consagración''. ''Pero la Eucaristía no termina con la participación en el pan y la sangre del Señor. Nos lleva a la solidaridad con los demás. La comunión con el Señor es necesariamente una comunión con nuestros hermanos y hermanas”. 12/11/2015. Congreso Eucarístico Nacional de India. VIS.
“Hoy reflexionaremos sobre una cualidad característica de la vida familiar que se aprende desde los primeros años de vida: la convivialidad, es decir, la actitud de compartir los bienes de la vida y ser felices de poderlo hacer. La convivialidad es un termómetro seguro para medir la salud de las relaciones: si en la familia hay algo que no está bien, o alguna herida escondida, en la mesa se percibe enseguida. Una familia que no come casi nunca juntos, o en cuya mesa no se habla pero se ve la televisión, o el smartphone, es una familia “poco familia”. Cuando los hijos en la mesa están pegados a la computadora, al móvil, y no se escuchan entre ellos, esto no es familia, es un jubilado”. “Hoy muchos contextos sociales ponen obstáculos a la convivialidad familiar. Es verdad, hoy no es fácil. Debemos encontrar el modo de recuperarla; en la mesa se habla, en la mesa se escucha. Nada de silencio, ese silencio que no es el silencio de las religiosas, es el silencio del egoísmo: cada uno tiene lo suyo, o la televisión o el ordenador… y no se habla. No, nada de silencio. Recuperar esta convivialidad familiar aunque sea adaptándola a los tiempos. La convivialidad parece que se ha convertido en una cosa que se compra y se vende, pero así es otra cosa. Y la nutrición no es siempre el símbolo de un justo compartir de los bienes, capaz de alcanzar a quien no tiene ni pan ni afectos. En los Países ricos somos estimulados a gastar en una nutrición excesiva, y luego lo hacemos de nuevo para remediar el exceso. Y este “negocio” insensato desvía nuestra atención del hambre verdadera, del cuerpo y del alma. Cuando no hay convivialidad hay egoísmo, cada uno piensa en sí mismo. Es tanto así, que la publicidad la ha reducido a un deseo de galletas y dulces. Mientras tanto, muchos hermanos y hermanas se quedan fuera de la mesa. ¡Es un poco vergonzoso! ¿No?” 11/11/2015. Catequesis de los miércoles. RV.

(*) Reflexiones del Papa Francisco. Síntesis semanal, en base a extractos textuales. Producido por María Cristina Camacho de Armas para su difusión en: camachodearmas@gmail.com, http://nueva-realidad.blogspot.com.ar/ y https://www.facebook.com/catedrafrancisco.

Reflexiones de Francisco en 1er. semana de noviembre de 2015(*)

“También en la Iglesia hay quienes, en lugar de servir, de pensar en los demás, se sirven de la Iglesia: los trepadores, los apegados al dinero. Y cuántos sacerdotes, obispos hemos visto así. Es triste decirlo ¿no? La radicalidad del Evangelio, la llamada de Jesucristo: servir, estar al servicio de, no detenerse, ir más allá, olvidándose de sí mismos. Y la comodidad del estatus: he logrado un estatus y vivo cómodamente sin honestidad, como esos fariseos, de los que habla Jesús, que se paseaban en las plazas, haciéndose ver por los demás”. “Sin embargo, cuando la Iglesia es tibia, ensimismada, incluso con afán de negocios sin escrúpulos, no se puede decir que es una Iglesia que ministra, que está al servicio, sino que se sirve de los demás. Que el Señor nos de la gracia que dio a Pablo, ese punto de honor de ir adelante siempre, renunciando a las comodidades tantas veces, y que nos salve de las tentaciones, de estas tentaciones que en el fondo son tentaciones de una doble vida: me hago ver como ministro, como el que sirve, pero en el fondo me sirvo de los demás”. 6/11/2015. Sta. Marta. RV.
“Hay dos caminos en la vida: el camino de la exclusión de las personas de nuestra comunidad y el camino de la inclusión. El primero puede ser pequeño, pero es la raíz de todas las guerras: todas las calamidades, todas las guerras, comienzan con una exclusión. Se excluye de la comunidad internacional, pero también de las familias, entre amigos, cuántas peleas… Y el camino que nos hace ver Jesús y que nos enseña Jesús es otro, es lo contrario: incluir”. “Pensemos un poco y al menos, ¡al menos!, en nuestra pequeñez hagamos lo propio, no juzguemos jamás: ‘Pero este hace así…’. Dios sabe: es su vida, pero no lo excluyo de mi corazón, de mi oración, de mi saludo, de mi sonrisa, y si la ocasión se presenta le digo una linda palabra. Jamás excluir”. 5/11/2015. Sta. Marta. RV.
“La familia es un gran gimnasio para entrenar al don y al perdón recíproco, sin el cual ningún amor puede ser duradero. Sin donarse, sin perdonarse, el amor no permanece, no dura. Lo que se nos pide es sanar inmediatamente las heridas que nos hacemos, retejer inmediatamente los hilos que rompemos en la familia. Si esperamos demasiado, todo se hace más difícil. Y hay un secreto simple para sanar las heridas y para disolver las acusaciones. Y es este: no dejar que termine el día sin pedirse perdón, sin hacer la paz entre el marido y la mujer, entre padres e hijos, entre hermanos y hermanas… ¡entre nuera y suegra! Si aprendemos a pedirnos inmediatamente perdón y a darnos el perdón recíproco, sanan las heridas, el matrimonio se robustece, y la familia se transforma en una casa más sólida, que resiste a los choques de nuestras pequeñas y grandes maldades. Y para esto no es necesario hacer un gran discurso, sino que es suficiente una caricia, una caricia y ha terminado todo y se recomienza, pero no terminar el día en guerra ¿entienden?”. 4/11/2015. Catequesis en Audiencia General. RV.
“Este estilo de Dios, que nos salva sirviendo y aniquilándose, tiene mucho que enseñarnos. Esperábamos una victoria divina triunfante; Pero Jesús nos muestra una humilde victoria. Alzado sobre la cruz, dejando que el mal y la muerte se enfurezcan contra Él, mientras sigue amando. Para nosotros es difícil aceptar esta realidad. Es un misterio, pero el secreto de este misterio de esta extraordinaria humildad esta toda en el poder del amor. En la Pascua de Jesús vemos juntos la muerte y el remedio a la muerte, y esto es posible por el gran amor con que Dios nos ha amado, por el amor humilde que se abaja, por el servicio que sabe asumir con la condición de siervo. Así que Jesús no sólo quito el mal, lo ha trasformado en bien. No ha cambiado las cosas con palabras, sino con hechos; no en apariencia, sino en la  sustancia; no en la superficie, sino en la raíz. Él hizo de la cruz un puente hacia la vida. Nosotros también podemos ganar con Él, si elegimos el amor servicial y humilde, que se mantiene victoriosa hasta la eternidad”. 3/11/2015- Misa de 1er martes de noviembre. RV.
(*) Reflexiones del Papa Francisco. Síntesis semanal, en base a extractos textuales. Producido por María Cristina Camacho de Armas para su difusión en: camachodearmas@gmail.com, http://nueva-realidad.blogspot.com.ar/ y https://www.facebook.com/catedrafrancisco.


lunes, 2 de noviembre de 2015

Reflexiones de Francisco en 5ta. semana de octubre de 2015 (*)

“La compasión de Dios no es tener lástima, no tiene nada que ver una cosa con la otra. Puedo tener lástima de un perro que se está muriendo, pero la compasión de Dios, es meterse en el corazón del otro ¡Dios se compadece! ¡Apuesta su corazón por cada uno de nosotros! ¡Cuando Dios perdona, perdona como Padre! No como un empleado judicial, que lee un expediente y dice: sí, realmente puede ser absuelto, porque no hay materia tal… ¡Dios perdona de adentro! ¡Perdona porque se metió en el corazón de esa persona!". 30/10/2015. Sta. Marta. RV.
"El mundo nos mira a nosotros los creyentes, nos llama a colaborar entre nosotros y con los hombres y las mujeres de buena voluntad que no profesan alguna religión. Es importante continuar con un diálogo interreligioso abierto y respetuoso, que ayude a conocerse más y afrontar juntos muchos de los problemas que afligen a la humanidad, como el servicio a los pobres, a los excluidos, a los ancianos, la acogida a los emigrantes, el cuidado de la creación, así como asegurar a todas las personas una vida más digna. Debemos dejar un mundo mejor de cómo lo hemos encontrado. Y para favorecer este diálogo lo más importante que podemos hacer es rezar. La oración: cada religión según su propia tradición. Con el Señor todo es posible". 28/10/2015. 50° Concilio Vaticano II. RV.

“La palabra “sínodo” significa “caminar juntos”. Y aquella que hemos vivido ha sido la experiencia de la Iglesia en camino, en camino especialmente con las familias del Pueblo santo de Dios esparcido en todo el mundo”. “El primero en querer caminar junto a nosotros, a querer hacer “sínodo” con nosotros, es precisamente Él, nuestro Padre. Su “sueño”, desde siempre y por siempre, es el de formar un pueblo, de reunirlo, de guiarlo hacia la tierra de la libertad y de la paz. Y este pueblo está hecho de familias: están «la mujer embarazada y la parturienta»; es un pueblo que mientras camina lleva adelante la vida, con la bendición de Dios. Es un pueblo que no excluye a los pobres y a los desfavorecidos, es más, los incluye”. “Es una familia de familias, en la que quien enfrenta fatigas no se encuentra marginado, dejado atrás, sino que logra seguir el paso de los otros, porque este pueblo camina al paso de los últimos; como se hace en las familias, y como nos enseña el Señor, que se ha hecho pobre con los pobres, pequeño con los pequeños, último con los últimos”. 25/10/2015. Ángelus. RV.
“¿Qué significará para la Iglesia concluir este Sínodo dedicado a la familia? se han afrontado sin miedo y sin esconder la cabeza bajo tierra. Significa haber escuchado y hecho escuchar las voces de las familias y de los pastores de la Iglesia que han venido a Roma de todas partes del mundo trayendo sobre sus hombros las cargas y las esperanzas, la riqueza y los desafíos de las familias. Significa haber tratado de ver y leer la realidad o, mejor dicho, las realidades de hoy con los ojos de Dios, para encender e iluminar con la llama de la fe los corazones de los hombres, en un momento histórico de desaliento y de crisis social, económica, moral y de predominio de la negatividad. Significa haber puesto al descubierto a los corazones cerrados, y a los que juzgan, a veces con superioridad y superficialidad, los casos difíciles y las familias heridas. Significa haber afirmado que la Iglesia es Iglesia de los pobres de espíritu y de los pecadores en busca de perdón. Significa haber intentado abrir los horizontes para superar toda hermenéutica conspiradora o un cierre de perspectivas para defender y difundir la libertad de los hijos de Dios, para transmitir la belleza de la novedad cristiana, a veces cubierta por la herrumbre de un lenguaje arcaico o simplemente incomprensible. Y hemos visto también que lo que parece normal para un obispo de un continente, puede resultar extraño, casi como un escándalo – ¡casi!– para el obispo de otro continente; lo que se considera violación de un derecho en una sociedad, puede ser un precepto obvio e intangible en otra; lo que para algunos es libertad de conciencia, para otros puede parecer simplemente confusión. En realidad, las culturas son muy diferentes entre sí. Hemos visto, también a través de la riqueza de nuestra diversidad, que el desafío que tenemos ante nosotros es siempre el mismo: anunciar el Evangelio al hombre de hoy, defendiendo a la familia de todos los ataques ideológicos e individualistas”. 24/10/2015. Al finalizar el Sínodo de la Familia. VIS.
 (*) Reflexiones del Papa Francisco. Síntesis semanal, en base a extractos textuales. Producido por María Cristina Camacho de Armas para su difusión en: camachodearmas@gmail.comhttp://nueva-realidad.blogspot.com.ar/ y https://www.facebook.com/catedrafrancisco.

viernes, 23 de octubre de 2015

Reflexiones de Francisco en 4ta. semana de octubre de 2015 (*)


“Comprender los signos de los tiempos no es un trabajo exclusivo de una élite cultural. Jesús no dice “miren cómo hacen los universitarios, miren cómo hacen los doctores, miren cómo hacen los intelectuales…”. Jesús habla a los campesinos que, en su sencillez saben distinguir el trigo de la cizaña: Los tiempos cambian y nosotros los cristianos debemos cambiar continuamente. Debemos cambiar firmes en la fe en Jesucristo, firmes en la verdad del Evangelio, pero nuestra actitud debe  moverse continuamente según los signos de los tiempos. Somos libres. Somos libres por el don de la libertad que nos ha dado Jesucristo. Pero nuestro trabajo es mirar qué cosa sucede dentro de nosotros, discernir nuestros sentimientos, nuestros pensamientos; y ver qué cosa sucede fuera de nosotros y discernir los signos de los tiempos. Con el silencio, con la reflexión y con la oración”. 23/10/2015. Sta. Marta. VIS.
"¿Podemos pensar que la santificación viene por el esfuerzo que yo hago, como la victoria para aquel que hace deporte viene por el entrenamiento? No. El esfuerzo que nosotros hacemos, este trabajo cotidiano de servir al Señor con nuestra alma, con nuestro corazón, con nuestro cuerpo, con toda nuestra vida sólo abre la puerta al Espíritu Santo. ¡Es Él quien entra en nosotros y nos salva! ¡Él es el don en Jesucristo! De lo contrario, nosotros nos pareceríamos a los faquires: no, nosotros no somos faquires. Nosotros, con nuestro esfuerzo, abrimos la puerta. Ir adelante, no retroceder frente a las tentaciones. Pidamos la gracia de ser buenos en el entrenamiento de la vida”. 22/10/2015. Sta. Marta. VIS.
“Debemos proseguir por este camino. El mundo en el que vivimos, y que estamos llamados a amar y servir también en sus contradicciones, exige de la Iglesia el potenciamiento de las sinergias en todos los ámbitos de su misión. Precisamente el camino de la sinodalidad es el camino que Dios espera de la Iglesia del tercer milenio”. “Lo que el Señor nos pide, en cierto sentido, ya está todo contenido en la palabra ‘Sínodo’. Caminar juntos –Laicos, Pastores, Obispo de Roma– es un concepto fácil de expresar con palabras, pero no es tan fácil ponerlo en práctica”.  22/10/2015. Quincuagésimo aniversario de la institución de esta Asamblea sinodal. VIS.
"Es necesario restituir el honor social a la fidelidad del amor, sabedores de que la fidelidad del hombre a la promesa depende siempre de la gracia y de la misericordia de Dios, y de que el vínculo que se crea por el amor o la amistad es bello y nunca destruye la libertad. Al contrario libertad y fidelidad se sostienen mutuamente tanto en las relaciones interpersonales como en las sociales". “Sin libertad no hay amistad, no hay amor, no hay matrimonio. El amor como la amistad deben su fuerza y su belleza al hecho de que generan un vínculo sin quitar la libertad. Si bien el honor a la palabra dada y a la fidelidad de la promesa no se pueden comprar ni vender, ni obligar a la fuerza, tampoco pueden ser custodiadas sin sacrificio”. 21/10/2015.Catequesis de la Familia. RV.
“El corazón de Dios no está cerrado: siempre está abierto. Y cuando nosotros llegamos, como aquel hijo, nos abraza, nos besa: un Dios que hace fiesta: Dios no es un Dios mezquino: Él no conoce la mezquindad. Él da todo. Dios no es un Dios inmóvil: Él mira, espera que nosotros nos convirtamos. Dios es un Dios que sale: sale a buscar, a buscar a cada uno de nosotros. ¿Pero esto es verdad? Cada día Él nos busca, nos está buscando. Como ya ha hecho, como ya ha dicho, en la Parábola de la oveja perdida o de la moneda perdida: busca. Siempre es así. Y sin embargo no es fácil, con nuestros criterios humanos, pequeños y limitados, comprender el amor de Dios. Se lo comprende por una gracia”. 20/10/2015. Sta. Marta. VIS.
“Hay tres preguntas que podemos hacernos: 1) ¿Doy? 2) ¿Cuánto doy? y 3) ¿Cómo doy? ¿Cómo da Jesús, con la caricia del amor o como quien paga un impuesto? ¿Cómo doy? Cuando tú ayudas a una persona, ¿la miras a los ojos? ¿Le tocas la mano? Es la carne de Cristo, es tu hermano, tu hermana. Y tú en aquel momento eres como el Padre que no permite que le falte el alimento a los pajaritos del Cielo. Con cuánto amor da el Padre. Pidamos al Señor la gracia de estar libres de esta idolatría, el apego a las riquezas; la gracia de mirarlo a Él, tan rico en su amor y tan rico en su generosidad, en su misericordia; y la gracia de ayudar a los demás con el ejercicio de la limosna, pero como lo hace Él. Jesucristo, siendo igual a Dios, se privó de esto, se abajó, se aniquiló, y también Él se ha privado”. 19/10/2015. Sta. Marta. RV.
“Sigo con gran preocupación la situación de tensión y violencia que afecta la Tierra Santa. En este momento se necesita mucho coraje y mucha fortaleza de ánimo para decir no al odio y a la venganza y cumplir gestos de paz. Por esto rezamos, para que Dios refuerce en todos, gobernantes y ciudadanos, la valentía de oponerse a la violencia y de realizar pasos concretos de distensión. En el contexto actual de Oriente Medio es más que nunca decisivo que se haga la paz en la Tierra Santa: esto nos pide Dios y el bien de la humanidad”. 18/10/2015. Ángelus. RV.

(*) Reflexiones del Papa Francisco. Síntesis semanal, en base a extractos textuales. Producido por María Cristina Camacho de Armas para su difusión en: camachodearmas@gmail.com, http://nueva-realidad.blogspot.com.ar/ y https://www.facebook.com/catedrafrancisco.

sábado, 17 de octubre de 2015

Reflexiones de Francisco 2da y 3er semana de octubre de 2015 (*)

Pedido especial de Francisco:
“Les pido que acompañen con la oración el Sínodo en curso.
Que la Virgen Madre nos ayude a seguir la voluntad de Dios,
tomando las decisiones que convienen mejor para la familia
¡Recen también por mí! ¡Que el Señor los bendiga!
 
“La hipocresía es ese modo de vivir, de obrar, de hablar, que no es claro. Quizás sonríe,  tal vez está serio… No es luz, no es tiniebla… Se mueve de una manera que parece no amenazar a nadie, como la serpiente, pero tiene el atractivo del claroscuro. Tiene esa fascinación de no mostrar las cosas claras, de no decir las cosas claramente; la fascinación de la mentira, de las apariencias… A los fariseos hipócritas, Jesús también les decía que estaban llenos de sí mismos, de vanidad, que a ellos les agradaba pasear por las plazas haciendo ver que eran importantes, gente culta…”. Sin embargo Jesús tranquiliza a la multitud. “No tengan miedo”, afirma, porque “no hay nada oculto que no deba ser revelado, ni nada secreto que no deba ser conocido”. 16/10/2015. Sta. Marta. RV.
“También Jesús parece un poco obstinado contra estos doctores de la ley, porque les dice cosas fuertes. Les dice cosas fuertes y muy duras. ‘Ustedes  han quitado la llave del conocimiento, ustedes no han entrado, y a los que querían entrar ustedes se lo han impedido, porque se han llevado la llave’, es decir, la llave de la gratuidad de la salvación, de aquel conocimiento”. Y estos doctores de la ley sólo pensaban que respetando todos los mandamientos podían salvarse, y que quien no hacía eso era condenado”. De este modo, acortaban los horizontes de Dios y hacían el amor de Dios pequeño, pequeño a la medida de cada uno de nosotros. No convertirse en revisores de la salvación. No dejarse engañar por quien quiere limitar el amor de Dios”. 15/10/2015. Sta. Marta. RV.
“Nosotros adultos estamos listos para hablar de los niños como una promesa de la vida. Todos decimos los niños son una promesa de la vida. Y también fácilmente nos conmovemos diciendo que los jóvenes son nuestro futuro. Es verdad. Pero me pregunto, a veces ¡si somos también serios con su futuro! Con el futuro de los niños, con el futuro de los jóvenes. Una pregunta que debemos hacernos más a menudo es esta: ¿Qué tan leales somos con las promesas que hacemos a los niños, trayendolos a nuestro mundo? Nosotros los hacemos venir al mundo y esta es una promesa. ¿Qué le prometemos a ellos?. Acogida y cuidado, cercanía y atención, confianza y esperanza, son también promesas de base, que se pueden resumir en una sola: amor”. 14/10/2015. Catequesis de la Familia. RV.
“Solo acogiendo con humilde gratitud el amor del Señor nos liberamos de la seducción de los ídolos y de la ceguera de nuestras ilusiones. El dinero, el placer, el éxito deslumbran, pero luego desilusionan: prometen vida, pero causan muerte. El Señor nos pide el desapego de estas falsas riquezas para entrar en la vida verdadera, la vida plena, auténtica y luminosa. Y yo les pregunto a ustedes, jóvenes, chicos y chicas, que están en la plaza: ¿han percibido la mirada de Jesús sobre ustedes? ¿Qué le quieren responder? ¿Prefieren dejar esta plaza con la alegría que nos da Jesús o con la tristeza en el corazón que la mundanidad nos ofrece? La Virgen María nos ayude a abrir nuestro corazón al amor de Jesús, a la mirada de Jesús, el único que puede apagar nuestra sed de felicidad”. 11/10/2015. Ángelus. RV.
"Una mirada atenta a la vida cotidiana de los hombres y de las mujeres de hoy muestra inmediatamente la necesidad que hay por todos lados de una robusta inyección de espíritu familiar. De hecho, el estilo de las relaciones -civiles, económicas, jurídicas, profesionales, de ciudadanía- aparece muy racional, formal, organizado, pero también muy “deshidratado”, árido, anónimo. A veces se hace insoportable. Aún queriendo ser inclusivo en sus formas, en la realidad abandona a la soledad y al descarte un número cada vez mayor de personas. Por esto, la familia abre para toda la sociedad una perspectiva más humana: abre los ojos de los hijos sobre la vida - y no solo la mirada, sino también todos los demás sentidos - representando una visión de la relación humana edificada sobre la libre alianza de amor".
"La familia introduce a la necesidad de las uniones de fidelidad, sinceridad, confianza, cooperación, respeto; anima a proyectar un mundo habitable y a creer en las relaciones de confianza, también en condiciones difíciles; enseña a honrar la palabra dada, el respeto a las personas, el compartir los límites personales y de los demás”. “Pues bien, aún sabiendo todo esto, no se da a la familia el peso debido -y reconocimiento, y apoyo- en la organización política y económica de la sociedad contemporánea".
"Quisiera decir más: la familia no solo no tiene reconocimiento adecuado, ¡sino que no genera más aprendizaje!  Con toda su ciencia y su técnica, la sociedad moderna no es capaz todavía de traducir estos conocimientos en formas mejores de convivencia civil. No solo la organización de la vida común se estanca cada vez más en una burocracia del todo extraña a las uniones humanas fundamentales, sino, incluso, las costumbres sociales y políticas muestran a menudo signos de degradación -agresividad, vulgaridad, desprecio-, que están por debajo del umbral de una educación familiar también mínimo. En tal situación, los extremos opuestos de este embrutecimiento de las relaciones -es decir el embotamiento tecnocrático y el familismo amoral- se conjugan y se alimentan el uno al otro. Es una paradoja”. 7/10/2015. Catequesis de la Familia. RV.
(*) Reflexiones del Papa Francisco. Síntesis semanal, en base a extractos textuales. Producido por María Cristina Camacho de Armas para su difusión en: camachodearmas@gmail.comhttp://nueva-realidad.blogspot.com.ar/ y https://www.facebook.com/catedrafrancisco.